ATEM Mini Pro ISO review
Qué necesito para hacer streaming | Switchers de vídeo para directos

ATEM Mini Pro ISO a prueba

En esta review pongo a prueba el ATEM Mini Pro ISO, tope de gama de la serie de switchers de producción de vídeo en directo de Blackmagic Desing. Un manejable dispositivo de mútiples entradas que tiene casi todo lo que necesitamos para transmitir un buen directo.

El tope de gama de la serie ATEM Mini, review completa

En el mercado de los switchers para producción de vídeo en directo, el ATEM Mini es ya un referente. Es el modelo de consumo portátil más vendido.

Blackmagic Design lanzó esta nueva serie fijándose en el perfil actual del mercado de los eventos. Un producto manejable, fácil de transportar y más asequible que sus ATEMs con los que se mueve en el mercado de la TV.

Para ello, define la serie con tres productos gemelos. Tres precios, tres niveles de prestaciones. Liderando la serie con un producto autónomo capaz de grabar por separado sus 4 entradas. Ese es el Pro ISO que aquí pongo a prueba.

Te recomiendo que veas este extenso vídeo donde pongo a prueba el ATEM Mini Pro ISO.

Desde el unboxing y presentación de la gama, hasta el repaso exhaustivo de todas sus funciones, paso a paso.

Si estás pensando en adquirir uno, no te pierdas este vídeo.

Conociendo a la familia ATEM Mini

El ATEM Mini, a secas

El ATEM Mini, a secas, un switcher o mezclador de 4 entradas HDMI, que se pueden disparar o mezclar con transiciones de una forma muy sencilla mediante sus pulsadores y que ofrece el resultado de la producción por su salida HDMI y también a través de USB como si fuera una webcam conectada al ordenador. Se puede gestionar con su software por USB y también por la red por medio de su RJ45.

También cuenta con dos entradas de micrófono o línea, son conmutables y cuentan con un DSP muy completo desde el software de control, que puede procesar también los audios provinientes de cada cámara. O sea, a parte de las dos entradas de audio físicas adicionales, tenemos los audios que vienen de cada cámara y todo ello se puede procesar independientemente y mezclar.

Además de conjugar las 4 cámaras, puede imprimir títulos, imágenes en pantalla, puede poner una miniatura de otra cámara con su modo picture in picture y puede hacer cromas, todo ello mediante su software de control ya que se requieren configuraciones concretas.

ATEM Mini panel conexiones

El ATEM Mini Pro

Subimos un escalón; El modelo Pro, además de todo eso, añade un procesador de codificación de manera que el propio aparato puede encargarse de enviar el stream o incluso grabar en USB, por lo que casi se puede prescindir de un ordenador, aunque hará falta para configuraciones desde su software de control, pero bastará con un portátil y de gama baja ya que el trabajo pesado lo haría el ATEM. A partir de este modelo ya tenemos algo prácticamente autónomo.

El ATEM Mini Pro ISO

El ATEM Mini Pro ISO, tope de gama de esta serie, llega más lejos todavía con su núcleo de codificación y es que mientras emitimos y grabamos la producción que estamos haciendo con un disco duro conectado a él, o dos, además nos puede crear cuatro grabaciones más, una por cada cámara en bruto, y encima creando un proyecto de DaVinci Resolve para editarlo posteriormente, con todo ya sincronizado y listo para su edición. Sin duda una herramienta poderosa.

Cabe destacar también que las entradas se reescalan automáticamente. Independientemente de la resolución de cada cámara, todo quedará perfectamente adaptado para la salida.

ATEM Mini Pro ISO a prueba

Repaso a todas sus funciones

Para ver todo el potencial del ATEM Mini Pro ISO y todas sus funciones de software, te recomiendo que veas el vídeo ya que es más concreto. Pero de todas formas, a continuación te resumo los puntos más importantes.

El ATEM Mini Pro ISO, aunque es el modelo más autónomo de la gama, depende de su software para explotar todas sus funciones. Bueno… y para la configuración inicial, claro.

La vista de producción, a partir del modelo Pro

ATEM Mini vista produccion

Lo primero que debemos destacar es su salida HDMI ya que a partir del modelo Pro tenemos una vista de producción con la previsualización de las fuentes y los niveles de audio.

En el ATEM Mini, la salida sólo ofrece la vista de programa. Algo a considerar seriamente.

Controles de ATEM extendidos

En el ATEM software control, lo primero que nos encontramos es una botonera con mezclador que nos recuerda a la gama de TV, mucho más completo, donde podemos controlar el ATEM completamente sin tocarlo.

Podemos disparar escenas, mezclarlas, aplicar transiciones, fundidos a negro o a color, activar el Picture-in-Picture, sacar la fuente multimedia… Todo ello desde una conexión de red o conectándolo por USB para que sincronice el control con el software.

Gestión de las fuentes de audio

La gestión de las fuentes de audio está muy completa en la serie ATEM Mini, no sólo por sus dos entradas de audio adicionales por jack, que vienen muy bien, sino por todo lo que viene detrás con su procesamiento.

El control básico lo podemos realizar desde la propia botonera del ATEM, pudiendo controlar el volumen por pasos o manteniendo pulsado, que se regularía de forma suave.

Tenemos controles de volumen tanto en las entradas externas como en las entradas de vídeo. Pudiendo además hacer en las entradas de vídeo la función de seguimiento, para que en el directo suene la cámara que se está viendo. Muy útil.

Lo que me ha parecido brutal es su procesador de audio, sólo posible de configurar desde el software, pero nos ofrece todo lo necesario para obtener un resultado profesional.

Ajuste de retraso de audio en entradas externas, necesario para cuadrar con las cámaras. Eso es posible hasta 8 fotogramas. También ecualización, compresor / expansor y limitador. Muy completo.

Procesador audio ATEM Mini

La fuente multimedia no es su punto fuerte

Mediante el botón still, podemos lanzar la fuente multimedia integrada en el ATEM Mini, idéntico en toda la gama. Pero hay un detalle que tal vez no te guste.

Esta fuente multimedia sólo puede mostrar imágenes fijas. Pueden ser capturas del propio directo, seleccionando una fuente, o material gráfico que podemos arrastrar a las viñetas en su software para crear accesos directos y poder dispararlos despues.

No puede reproducir vídeo, ni siquiera gifs animados. Aunque sí transparencias, menos mal…

Picture-in-picture

Se podría decir que una función básica ya en switchers de producción es la vista en miniatura o picture-in-picture.

En la serie ATEM Mini esta función cumple nuestras expectativas si usamos su software.

En el propio panel del ATEM tenemos cuatro botones, uno para cada esquina, con lo que podemos mostrar en miniatura la fuente 1 por defecto. Después, en su software, podemos definir cual es la fuente por defecto que debe mostrarse en la miniatura.

Pero si vamos más allá, podemos personalizar esa miniatura mediante máscaras, pudiendo hacerla redonda o con otras formas.

Corrección de color, solo por hardware

En el ATEM software control podemos ver una completa sección de corrección de color con ruedas. Pero no es lo que crees a simple vista.

La corrección de color no puede realizarse por software, esas ruedas de color sólo sirven para enviar el control por HDMI a cámaras que permitan modificar sus parámetros hardware. Indicado para cámaras más profesionales como la mayoría de Blackmagic Desing.

Si no dispones de una cámara con control remoto por HDMI, no puedes usar esta funcionalidad.

Corrección de color ATEM Mini

Transmisión y grabación

En los modelos Pro y Pro ISO tenemos procesador de codificación y este es bastante configurable. Eso sí, para tener el control absoluto tenemos que editar un archivo de su software.

Lo que está claro es que necesitamos sí o sí un ordenador para poder configurar la transmisión. Para ello, desde su software, podemos elegir por qué plataforma queremos transmitir, teniendo unos accesos básicos predefinidos de las principales redes.

Si editamos el archivo C:/Archivos de programa/Blackmagic Design/ATEM Software Control/Streaming.xml, podemos añadir nuevas plataformas y editar las calidades, pudiendo configurar nuestros propios desplegables.

El ATEM Mini Pro iso riza el rizo con su codificador

La gran ventaja del ATEM Mini Pro ISO es la fiabilidad que aporta tener por separado las grabaciones de cada fuente, a parte de la grabación del directo.

Si conectamos un disco duro a su USB-C y elegimos grabar las fuentes también por separado, lo tenemos todo disponible para su montaje posteriormente, por ejemplo con Davinci Resolve. De hecho, prepara un archivo para que lo podamos abrir fácilmente con todo sincronizado en este software.

Configurar stream ATEM Mini Pro

Las macros, programación en el ATEM Mini

Las macros son la guinda final, lo que nos permite ampliar la utilidad de este switcher y llevarla a otro nivel, haciendo más cómo su uso para operaciones cotidianas o repetitivas.

Con las macros podemos programar comportamientos, hacer secuencias o definir cómo se muestran las cosas al disparar una fuente. Incluso se podría hacer un cambio de escena automático, por secuencia.

Valoración final

Tras poner el ATEM Mini Pro ISO a prueba, este es mi veredicto final.

Un aparato que pretende ser autónomo pero que igualmente depende de un ordenador para su utilización desde el primer momento. Si bien podemos prescindir una vez que ya está todo configurado, aunque seguiríamos perdiendo funciones como el uso correcto de la biblioteca multimedia.

Hablando de la fuente multimedia, me parece un fallo bastante importante que no se puedan lanzar vídeos o animaciones, que sea todo en imagen fija.

Por otro lado está la temperatura y es que, al menos el modelo Pro ISO se calienta bastante en la parte trasera derecha. Llega a calentar concretamente más el HDMI de salida, llegando a una temperatura que al tocarlo parece que te quemas.

Pero lo que define a este, como a todos los productos de Blackmagic Design, es la garantía de éxito con su fiabilidad, sabes que en ningún momento te va a dejar tirado.

3.5/5

¿Qué ATEM Mini elegir?

Espero que te haya gustado esta review y haya sido de ayuda si estás pensando en adquirir un ATEM Mini Pro ISO o cualquiera de esta gama. Pero si sigues sin tenerlo claro, te daré un consejo.

Debes valorar el segmento de mercado en el que te mueves. Si crees que no vas a usar nunca las grabaciones por separado, el modelo Pro es más que suficiente.

Pero si el precio sigue siendo un gran obstáculo, puedes hacerte con el ATEM Mini. Ya que vas a necesitar un ordenador sí o sí, pásale la tarea de codificación al ordenador y usas el ATEM Mini como capturadora y controlador de producción.


Hasta la próxima review.

Marc.

Como emitir en varias plataformas a la vez
¿Cómo emitir en varias plataformas a la vez? Una de las preguntas de moda últimamente en este gremio. Y es
¿Necesitas una buena cámara para tus directos? Si tienes un buen móvil sácale partido. En este artículo vamos a convertir

Entradas Similares